Diferencias entre bombillas LED, incandescentes y CFL

bombillas led

Diferencias entre bombillas LED, incandescentes y CFL

Desde hace mucho tiempo se ha dicho que se deben utilizar bombillas LED en vez de cualquier otra, ya que estas tienen un gasto energético mucho menor, y los recibos terminan siendo más baratos, y esto no es falso.

Sin embargo, se deben hacer otras consideraciones para poder diferenciar entre los tipos de bombillas que son utilizados actualmente y el por qué las bombillas LED efectivamente son las más recomendables.

Aspectos importantes sobre las bombillas incandescentes y las CFL

Las bombillas incandescentes son las menos recomendadas de las 3, ya que estas pueden emitir la misma cantidad de luz que las CFL y las LED, pero emiten muchísimo más calor, algo perjudicial para el medio ambiente. Su vida útil también es muy pobre, ya que estas tienden a mantenerse hasta unas 2.000 horas encendidas sin dañarse.

Las bombillas incandescentes solo pueden llegar a ahorrar hasta un 10% del consumo energético estándar si son de la mejor calidad, sin embargo, no es suficiente en comparación con las otras 2 bombillas.

Seguimos con las bombillas CFL, las cuales son más recomendadas que las incandescentes, sin embargo, tienen sus desventajas. Estas emiten menos calor que las convencionales y pueden ahorrar hasta un 48% del gasto energético, algo bastante superior en comparación con las bombillas incandescentes.

Su vida útil es de máximo unas 20.000 horas, y en caso de no poder optar por unas bombillas LED, las bombillas CFL no son una mala opción, y pueden llegar a ahorrar mucho más dinero que una bombilla normal, aparte de perjudicar al ambiente en una menor medida.

Ventajas y aspectos más importantes sobre las bombillas LED

Hablando sobre las bombillas LED, estas son las más recomendadas e importantes en cuando a las otras 2. Las bombillas LED pueden llegar a ahorrar un 85% de la energía que utilizaría una bombilla normal, y esto hace que su vida útil sea muchísimo más alta en un gran porcentaje (llegando a durar unas 50.000 horas encendidas). Aparte de esto, la luz es más brillante y mucho más nítida, y esto sin causar grandes olas de calor como lo haría una bombilla convencional.

Las bombillas LED consumen poca potencia y se alimentan de baja tensión, esto hace que los gastos para pagar la luz cada mes disminuyan considerablemente, lo que también significa que son una inversión a largo plazo.

Otra de las ventajas de las bombillas LED son su capacidad ecologista, ya que estas favorecen al medio ambiente al consumir muchísima menos energía, reducir las emisiones de CO2 en un 80% y por ser construidas a partir de materiales reciclables en una gran mayoría.

Las bombillas LED ayudan a obtener una mejor visibilidad de los espacios iluminados, y son las más recomendadas para mantener los espacios seguros e iluminados, ya que ofrecen un mejor reconocimiento facial y también la percepción de los colores por su iluminación netamente blanca.

Por estas razones y más, es que la iluminación LED ha adquirido más protagonismo con el pasar de los años.

Share this post


Abrir chat
1
Hola!
¿En qué podemos ayudarte?