Las ventajas de la agricultura ecológica



La agricultura siempre ha sido una actividad que ha generado un impacto importante, no solamente a nivel económico o social, puesto que de la agricultura depende la alimentación de gran parte de la población mundial, sino que también tiene un impacto ambiental, recordando que es una actividad con la que se está en constante contacto con el medio ambiente, las plantas e incluso algunos químicos utilizados para preservar los cultivos.

                Sin embargo, con el pasar del tiempo nos hemos ido dando cuenta que la calidad de los cultivos depende mucho de la técnica con que se mantengan, destacando incluso que a medida que se dejan de utilizar abonos artificiales y químicos los cultivos pueden llegar a ser de mayor calidad, generar menos reacciones adversas e incluso reducir el impacto negativo a nivel ambiental que genera esta actividad; a estas prácticas las llamamos agricultura ecológica.

El ABC de la agricultura ecológica

                La práctica de la agricultura ecológica ha venido escalando a nivel global, tanto que en muchos países ya existen ciertas legislaciones y programas promoviendo su práctica. Básicamente pretenden abarcar varios objetivos:

  1. Preservar la fertilidad de los suelos: al utilizar sustancias naturales en lugar de químicos producidos en laboratorios para fertilizar los suelos, el PH de los mismos tiende a no variar mucho, lo que garantiza que los suelos pueden seguir sirviendo para cultivar durante un largo periodo.
  2. Mejorar la calidad de los alimentos: se ha demostrado que los químicos y abonos utilizados en la agricultura que no son ecológicos, desmejoran la calidad de los alimentos, haciendo que tengan un menor contenido nutricional e incluso que tengan un peor aspecto.
  3. Favorecer a los mismos agricultores: a través del paso de los años han existido muchos casos de agricultores y empleados que tienden a enfermarse más por estar en contacto con químicos fertilizantes que les hace daño. Por medio de la agricultura ecológica se pretende evitar este tipo de efectos secundarios protegiendo a los agricultores.
  4. Preservar la genética de los alimentos: el uso constante de químicos y fertilizantes podría no solamente cambiar los componentes básicos de los alimentos, sino también cambiar su composición genética; todo esto tomando en cuenta que todo ser vivo tiende a adaptarse a su medio ambiente, por lo que podría generar variaciones genéticas en los mismos.

Algunas técnicas de agricultura ecológica

                Existen técnicas que podemos emplear sin ningún tipo de maquinaria especial para poder empezar a practicar la agricultura ecológica, entre esas podemos destacar:

  • Uso de abonos orgánicos: básicamente el uso de abonos orgánicos o naturales se refiere al aprovechamiento de alimentos y compuestos en descomposición para utilizarlos para abonar la tierra; de esta manera no la contaminamos con químicos y aprovechamos todas esas sobras. Este tipo de abonos suelen mejorar la porosidad del suelo.
  • Labranza del suelo: esta técnica es muy sencilla, puesto que solo tendremos que labrar el suelo; de esta forma podemos distribuir mejor el abono y las plantas y legumbres podrán crecer de forma equitativa.
  • El mulching: el mulching se refiere al uso de sustancias naturales para poder preservar la humedad del suelo, de esta forma los cultivos tienen mayor calidad y siempre se mantienen oxigenados.