Tipos de luces para tu vehículo

tipos de luces

Como muchas otras cosas que son esenciales para la vida diaria, existen muchos tipos de luces para tu vehículo y cada una tiene sus características, por lo que a continuación te mostraremos las principales.

Poseen un carácter obligatorio avalado por las leyes, pero también son vitales para ofrecer comodidad y seguridad, no solo para ti, sino también para los que transitan contigo.

Las luces ofrecen visibilidad, y se recalca que no solo para ti, sino también para los que te ven fuera de tu coche, es por esto que llevar luces de buena calidad es algo vital. Para las noches son el artículo más importante, aparte de situaciones climáticas difíciles, sobre todo en los días lluviosos o de fuerte niebla.

Sin embargo, muchos creen que elegir las luces para tu coche puede ser algo sencillo, pero a veces no tanto dependiendo de ciertas consideraciones, y sobre todo porque no existe solo un tipo de luz, sino varias, dando posibilidad a escoger cuál puede ser la más conveniente.

Uno de los parámetros más importantes a la hora de escoger cuál puede ser el tipo de luz más adecuado para tu coche, tiene que ver con la capacidad de iluminación, y estas luces poseen sus propias características, las cuales pueden ser tentadoras.

Tipos de luces que puedes escoger para tu automóvil

Como tal, son 4 los tipos de luces más importantes entre los que se pueden escoger para incorporarlas a tu automóvil, y son las luces halógenas, las de xenón, las LED y las láser.

  1. Halógenas: Las luces halógenas son las más usadas en los coches, sin embargo, debido a los avances y las incorporaciones de otras iluminaciones, han ido dejándose un poco de lado, y se estima que para los años venideros, perderán mucho más protagonismo por las iluminaciones más novedosas.

Las luces halógenas son de filamentos, son las más económicas en todo el mercado, sin embargo, son las que generan más calor, son las más incandescentes, generan más contaminación (emisiones de CO2), y su vida útil tiende a ser aproximadamente de unas 500 horas.

  • Xenón: Estas luces utilizan un tubo de gas, el cual se calienta por medio de 2 electrodos, lo que hace que su funcionamiento sea más completa. La intensidad de luz que ofrece esta iluminación es incluso hasta 3 veces más alta que la de un halógeno, y estas consumen mucha menos potencia.
  • LED: El funcionamiento de esta iluminación viene dada por diodos de luz de formato pequeño. Tienen una iluminación más elevada que las 2 primeras, aparte de que su consumo es el más bajo, y la vida útil de estos bombillos es de unas 10.000 horas. Algo que se debe resaltar con esta iluminación, es que son cada vez más las marcas y empresas que utilizan este tipo de iluminación para sus instalaciones y productos.
  • Láser: Son la más novedosa de las 4. También se componen de varios diodos que emiten iluminación láser, y se combinan con una sustancia fluorescente de fósforo. Ofrecen el cuádruple de brillo que una luz LED, y pueden alcanzar hasta los 600 metros de iluminación. Su vida útil es la mayor de todas, pero son las más caras.