La nueva técnica de cultivo del olivo en secano



Sabemos que el cultivo del olivo es muy importante a nivel mundial, porque a partir del olivo se producen diversos productos que se utilizan a diario en la cocina internacional, como lo es el aceite de oliva y ciertas esencias particulares, como el mismo olivo que es consumido de forma natural. Sin embargo, en la cultura española el olivo toma cierta relevancia, puesto que España es uno de los países con mayor producción de olivos de primera calidad.

                Sin embargo, el olivo es un producto que suele ser delicado en su producción, ya que requiere de cuidados particulares y su producción no suele ser masiva. No obstante, se han ido diseñando diversas tácticas de plantaciones de alta densidad siguiendo los pasos de los italianos de optar por otras estrategias como sustituir las copas por unas más angostas; en el caso del cultivo del olivo, actualmente en España se ha ido tomando la tendencia de cultivarlos en setos de secano.

La agricultura de secano como nueva alternativa para los olivos

                Anteriormente, los olivos solían cultivarse en copas o en tresbolillos (es decir, en filas paralelas) siempre con la irrigación artificial propiciada por los mismos agricultores, lo que hacía que se produjeran los olivos pero con un menor rendimiento e incluso pudiésemos decir que mayormente hidratados con un exceso de agua, producto de la irrigación.

                Teniendo en cuenta que el cultivo del olivo debe ser más bien aceitoso, este método de riego podía considerarse no tan eficiente como requerían la mayoría de los agricultores en España; por este motivo, se desarrolló la agricultura de cultivo del olivo en setos de secano.

                La cualidad principal de este tipo de agricultura es que no tiene una irrigación artificial producto del propio regadío de los agricultores, sino más bien su irrigación únicamente proviene de la lluvia. Esto trajo como resultado que los olivos tuviesen un mayor rendimiento en comparación con los anteriores y fuesen más aceitosos (lo que representa una gran ventaja a la hora de producir su aceite característico).

Claves para poder hacer un modelo de cultivo del olivo en setos de secano

  1. Lo primero que te recomendamos es que introduzcas a tu modelo de cultivo de alta densidad un sistema que sea adaptable al tipo de terreno que tengas, es decir, un modelo de cultivo que básicamente pueda percibir las lluvias de otoño y pueda soportar las deficiencias de agua en los meses de verano; este modelo podría ser de oliana, arbosana o incluso sikitia.
  2.  No solamente basta con seleccionar un modelo de cultivo adecuado, adicionalmente, deberás seleccionar rigurosamente un seto que tenga las proporciones adecuadas para que se adapte a tu terreno y no deje de producir en todo el año; para la elección de ese seto debes tomar en cuenta factores como la porosidad del seto, la eficiencia productiva y la iluminación que pueda otorgar.
  3. Otra recomendación es reducir la distancia entre las diversas filas de setos, lo que proporciona que los setos actúen como una sola unidad vegetativa y no como varios complejos distantes, esto hace que el requerimiento de agua disminuya puesto que pueden mantener su hidratación durante una mayor cantidad de tiempo.