Aprende a iluminar tu baño correctamente



Ya sea porque estás haciendo los últimos ajustes en tu nueva propiedad o porque deseas realizar una reforma especial a tu cuarto de baño, existen algunos parámetros a tener en cuenta para poder iluminar tu baño de forma correcta.

Parámetros para iluminar tu baño adecuadamente

  1. La luz general: Nos referimos a los focos empotrados, plafones y regletas, las cuales suelen ser las opciones más viables. Suelen ser un muy buen proyector lumínico, aparte de una pieza de diseño importante. Existen muchos tipos de luces, sin embargo, las más recomendadas para iluminar tu baño son las luces LED, ya que estas duran más y tienen un consumo energético muy bajo.
  2. Espejos y armarios con luz: Todos los cuartos de baño los tienen, ya que aparte de almacenar, pueden iluminar de una forma discreta. Existen diferentes tamaños y modelos, por lo que son bastante versátiles.
  3. La luz natural: Esta es la mejor luz para iluminar tu baño que puedes tener, por lo que las ventanas son tu mejor opción. La luz natural no afecta a los colores de tu baño, y por supuesto, es gratis.
  4. Ubicación funcional de la iluminación: Es muy importante iluminar todo el área, claro está, pero es más importante que cuando se observe el resultado final, se aprecie una iluminación funcional, dirigida, que esté centrada en las distintas funciones que se realicen en un baño. En otras palabras, una vez que hayas montado toda la iluminación, asegúrate de que puedas verte bien en los espejos, maquillarte, vestirte, cepillarte, etc.
  5. Iluminación ideal en los espejos: Esto es bastante similar al punto anterior, y se refiere al hecho de que puedas hacer cualquier función útil en donde se deba usar un espejo de forma óptima. Lo recomendable es instalar la iluminación justo cerca de los espejos.
  6. Iluminación de diferentes colores: Esto es algo atrevido y no todos lo hacen, pero puede ser algo único. Al momento de mezclar colores, se puede encontrar un nuevo nivel de relajación, por ejemplo, colocar de un lado unas luces de un color, y del otro lado, otro color, y que estos incluso se puedan mezclar (como se observa, existen infinitas opciones).
  7. Luces decorativas: Las luces decorativas pueden ser una excelente opción para iluminar tu baño al momento de no incluir las luces empotradas. Es decir, una lámpara o un diseño que cuelgue de una pared o del techo bastante genial.
  8. Iluminación en la ducha: Se debe tomar en cuenta que estas luces deben ser instaladas de una forma segura y cuidadosa, y que no se vean afectadas por la humedad.
  9. Luz para el tocador: Para este punto es conveniente una iluminación blanca, no intensa, que no genere reflejos extraños o sombras, y que incluso hasta sea fría. Evita luces de colores para iluminar tu tocador.
  10. Luces de diferentes tipos: Al combinarlas, puedes crear un ambiente versátil y flexible. Por ejemplo, en un punto puedes colocar una lámpara que ilumine cierta parte de la estancia, mientras que del otro lado puedes incluir unas luces empotradas, dependiendo del espacio y funcionalidad, por supuesto.