Los mejores equipos de protección laboral



Los equipos de protección laboral son un requisito indispensable para la seguridad de los trabajadores en distintas áreas de la industria, no solo como medida de prevención, sino como exigencia de la legislación laboral alrededor del mundo, con sus respectivas repercusiones legales en caso de incidentes.

¿Qué se entiende por equipos de protección laboral?

Se refiere a cualquier implemento llevado por los trabajadores que le sirven de protección ante los riegos que representan para su salud y seguridad ciertos ambientes de trabajo, así como los complementos y accesorios relacionados.

De igual forma, se excluyen de esta categoría algunas prendas y equipos con utilidades similares pero no intrínsecamente relacionadas al tema de la seguridad individual, tales como:

  • Uniformes que no protejan al trabajador
  • Sensores
  • Implementos deportivos
  • Equipos militares
  • Ofendículos

Entre otros equipos.

Exigencias para el empleador

En todas partes del mundo varía el grado de seguridad exigida en distintas áreas, pero usualmente se tiene un mínimo razonable que es de uso general a nivel global. En este aspecto, es obligación del patrón garantizar que se cuenten con todos los equipos necesarios, adaptados perfectamente al medio de trabajo requerido y ajustados a las características y necesidades de cada trabajador.

De igual forma, debe entenderse que dichas exigencias vienen acompañadas de diversas consecuencias en cuanto a su incumplimiento se refiere. Desde las más mediatas, como el hecho de que los trabajadores sufran heridas o afectaciones en su salud, hasta el hecho de que dichos incidentes puedan desencadenar denuncias, indemnizaciones, multas, cierres, etc.

Partes del cuerpo que deben ser protegidas

En líneas generales, dependiendo del ambiente de trabajo y si es de excesiva peligrosidad, puede existir la necesidad de una protección de cuerpo completo. Sin embargo, de no ser el caso, las zonas del cuerpo más susceptibles de requerir protección son:

  • Oídos: de preferencia en forma de tapones u orejeras.
  • Ojos: gafas en sus distintos formatos de protección contra rayos solares, elementos nocivos, etc., o pantallas completas de protección facial.
  • Sistema respiratorio: desde los más sencillos como pañoletas, hasta mascarillas con distintos tipos de filtros y los equipos de respiración autónoma o asistida.
  • Tronco: chaleco, armadura, arnés y cinturón.
  • Brazos: coderas y muñequeras para prevenir golpes y lesiones en las articulaciones.
  • Manos: guantes para evitar el contacto con elementos contaminantes, nocivos, corrosivos, altas o bajas temperaturas, objetos punzantes, etc.
  • Piernas: Pantalones especiales, rodilleras, suspensorios para los genitales y tobilleras.
  • Calzado: las más destacables siendo las botas industriales de diversos tipos: para impermeabilizar, con punta metálica, etc.

Más allá de ello, también se encuentran con equipos especiales de protección más complejos tales como los trajes de los astronautas y diversos tipos de accesorios para eventos específicos. El tema de la seguridad laboral y la higiene en el área de trabajo es muy complejo y tiene consigo, además de normativa y procedimientos propios, diversos equipos de protección laboral de características variables destinados a proteger la seguridad e integridad de los trabajadores en toda clase de ambientes tales como fábricas, sitios de construcción, inspección de ca