Los efectos de la luz halógena para nuestra salud



            El contacto con la naturaleza, con los árboles, etc, hace que los rayos de la luz solar que entran en nuestra piel permitan transpirar el aire puro y son factores preponderantes en el bienestar de nuestra salud. Abandonar el buen hábito de salir a caminar por los parques, subir a la montaña o simplemente andar por las calles puede provocar en nosotros efectos negativos para nuestra salud, tanto física como mental.

                No es conveniente para nuestra estabilidad física y mental estar la mayor parte del tiempo encerrados en una habitación, aunque dependiendo de las luces artificiales podría afectarnos más o menos como tampoco es conveniente estar siempre utilizando aparatos electrónicos, ya sea teléfono móvil, tablets o televisores, ya que no solo es el simple hecho de que pueda afectar a nuestra visión estar siempre a la disposición de estos, sino que también se descontrolan nuestros patrones de sueño.

¿Las luces halógenas pueden ser causantes de enfermedades?

Diversos estudios se han realizado para aclarar diferentes teorías y se ha llegado a la conclusión que depende del tiempo de exposición hacia esa luz halógena es lo que puede generar enfermedades como osteoporosis, etc. Sin embargo, las luces LED son más beneficiosas que las convencionales. Por ejemplo, las luces típicas blancas producen la luz de espectro azul que al estar expuestos a esta la mayor parte del tiempo y por lo general, durante largas horas de la noche, puede generar un mayor riesgo en padecer cáncer de próstata y de mamas.

                También es muy común las enfermedades que se ocasionan en la visión por las luces artificiales, como la pérdida progresivamente de la vista, así como también dificultad en la identificación de los colores; esto puede generar migrañas y también estrés. Es recomendable por eso descansar la vista, salir a la calle, rodearse de claridad para poder evitar todos los daños y malestares que puede ocasionar el estar siempre encerrados y también conviene cambiar las luces de nuestro domicilio por nuevas luces led, ya que la iluminación led no es tan perjudicial.

                Son muchas las enfermedades y trastornos que puede ocasionar la luz artificial, por eso es importante adaptar nuestro cuerpo y mente a ambientes naturales agradables que generen estabilidad mental y física en nosotros.

¿Qué debemos hacer para evitar los efectos negativos de la luz artificial?

                Es oportuno el refrán que expresa que todos los extremos son malos y es por eso que es importante llegar al punto medio donde sepamos usar de manera adecuada las luces artificiales, así como disfrutar de la luz que nos regala la naturaleza.

                Evitar crear hábitos como dormir con el teléfono encendido debajo de la almohada, pasar largas horas en el ordenador sin hacer algo que aporte beneficios positivos, estar horas y horas detrás de la televisión en vez de salir a correr o tomar aire fresco, son cosas que debemos desechar de nuestras vidas, y dejar de lado todos los excesos para tener una mejor salud a largo plazo.

                Sin embargo, a pesar de todos los efectos negativos que puede ocasionar la luz artificial, siempre el hombre está aportando nuevos avances para contrarrestar los resultados desfavorables que algo pueda generar y es por eso que hoy en día ya se cuenta con tecnologías que permiten luz natural y que son usadas en hospitales para el beneficios de las personas en estado crítico y con esto evitar la luz azul perjudicial.